« Home | Cero »

Nervous Breakdown


Me dejó aquí encerrado dos días enteros, mirando los ángulos de esta caja a la que llamo casa, atormentándome con mis propias mentiras antes de llegar a la conclusión de que la verdad, al final, no existe.
Mientras, él fue con su chica al cine a ver Devil Wears Prada, alquiló un par de películas que aún no sabe si serán buenas e hizo mercado pese a su supuesta resolución de no volver a comer hasta que desaparezca de la faz de la tierra realmente. Estoy empezando a desconfiar de él y de sus discursos. Una paradoja, en cualquier caso, ya que por si no te has dado cuenta, su discurso soy yo. En fin. El papelito de la peor parte del desorden de personalidad lo estoy llevando con toda la dignidad que se pueda. Pero la gran parte del tiempo me siento apartado y quién sabe si no un tanto celoso.
Debe ser por su chica. Por todo el tiempo que pasa acariciando sus piernas en lugar de autoflagelarse conmigo. Por todo lo que sé que no tengo para ofrecerle y que él ya no quiere buscar. La última vez que estuvimos solos, mientras su chica estaba en el trabajo, le pedí que fuera sincero conmigo. Le dije:
—Oye, tú, ¿qué demonios vas a hacer ahora?
Y él me contestó:
—No lo sé. Aunque le diga a todo el mundo que sí, la verdad no lo sé.
Entonces me pareció que su respuesta no me dejaba para nada satisfecho.
Luego me di cuenta de que sabiendo yo tanto de él como él sabe de mí, tengo el mismo vacío en mi cabeza respecto al futuro.
Todas las veces que pensó en tomar la decisión y dejarlo todo supo que existía cierta posibilidad de arrepentirse por ser responsable de su propia incertidumbre. El hecho de que intente vivir convenciéndose a sí mismo de que todo está bien es el primer síntoma de que nada lo está. Pero yo lo dejo, porque al final es su vida y si él no tiene ese vacío oculto es probable que no vuelva a sacarme de mi encierro otra vez. En lo que a mí respecta estoy considerando seriamente comenzar a escribir por mí mismo sin tener que esperar a que su amor por su chica ni sus ahoras múltiples actividades de esposo desempleado le dejen tiempo para vomitar aquí, usándome a mí, toda la rabia que cuando me convenció de dejarlo todo, me dijo que vomitaría sin cortapisas.
He escuchado cosas. Que comienza a trabajar el lunes escribiendo para una revista y para un periódico diario. Que quiere comenzar por debajo mientras espera que aparezca su nueva gran oportunidad. Y aunque yo le diga que deje de pensar en pajaritos preñados no conozco un tipo más terco que él en cuanto a esperar el momento justo para volver a buscar cómo hacer que el mundo estalle en pedazos.
Uno comienza a estar muy claro de los defectos de otro a medida que va entendiendo que cambiar los sujetos de una oración no garantiza que los demás no se den cuenta de que estás hablando de ti mismo.
De que hace rato que te quedaste solo.
Escucho muchas cosas todo el tiempo y me parece que tengo material suficiente para escribir mi propio diario si tuviera manos. Pero lo único que me queda son las manos de él, las mismas que pone sobre su chica cuando en mi opinión debería estar escribiendo algo que haga que el mundo se reviente como sé que ambos queremos que suceda.
Hijo de puta.
Me molesta que esté tan sonriente, tan feliz, tan enamorado, tan tranquilo.
Las grandes revoluciones no nacen de mentes equilibradas. Esa frase es suya, no mía.
No puedes hacer que deje de llover ni puedes tapar el sol colgando tu ropa interior en el tendedero de la cocina.
Le digo:
—Anda, cuéntanos como fue trabajar con modelos casi desnudas durante 4 años. Cuéntanos los detalles. Dinos cuántas tenían las tetas falsas. Queremos saber lo asqueroso, lo ruin. Queremos saber la verdad.
Se lo digo cada vez que se sienta en la computadora para bajar música o revisar su correo.
Y justo cuando espero que por fin se decida a contestarme.
Shut down
Eso es todo.
Como ahora.
Espero que mañana se decida.
O pasado.
O dentro de una semana.
Porque estoy harto de que cada vez que quiera darle rienda suelta a su lado oscuro él sólo quiera apagar la puta luz.

Dificil vivir con tu otro yo. No pidas explicaciones, nunca te las va dar.

el... el es el pilar d tu vida... y asi a vcs no sea lo q pretenedes el eres tu!

are you talking to me?

Todo marcha bien hasta que nuestro alter-ego le provoca distanciarse de manera exagerada de los límites (q hemos puesto anteriormente). Digo una cosa y hago otra. Pero no me siento mal, ni mucho menos hipócrita porque en ambas veces complací a una parte de mí. Será tan malo acaso?...
Tantas cosas que existen a nuestro alrededor y que nos pueden hacer ver la misma situación desde tantos puntos de vista, que sería ilógico y hasta absurdo el quedarse estancado en un solo sitio. Pero por qué?... Por qué miento diciendo que todo va bien, que mi vida igual a su mismo ritmo, que esto o aquello era broma, cuando en realidad pasa todo lo contrario? Por qué me siento tan satisfecha cuando hago algo que ni muerta aprobaría mi consciencia?... No sé, tal vez, curiosidad, tentaciones, provocaciones...
Sigo creyendo firmemente que esa dualidad me mantiene en pie, no tanto en equilibrio, pero al menos aquí estoy. Cada una es un extremo de mí que unidas sacan lo mejor al exterior.
Aunque a veces oigo quejas ( Lo de el angelito y diablito en los comics no es broma!) pero, al fin, siempre habrá una decisión final.
* (" Take A Risk, Take a Chance, Make a change ...and Brakeaway "(8)*
Pd: ¿¿Casado?? =S Jajaj murieron todas las esperanzas o Q...?

sé que no.

Cosas tan reales... Me cacheteas con la realidad de los personajes oscuros que se esconden en mi cerebro... Brillante. Despues de leerte, no aguanto la presion en el pecho

Desde Barquisimeto, te invito entra a mi blog, creo que hay cosas en comun, veras mis textos, diseños dibujos y fotografias, todo es propio

http://www.humildearrogancia.blogspot.com

jjajaa...
solo me falta una dirección para enviar el paquete: un cajita de fósforos, los dibujos y una botella de agua en caso de que el incendio se salga de control.

Tranquilo, el está muy feliz con la vida, pero cuando ella le salga con una cachetada. Va a volver contigo. Lamentablemente el sufrimiento es lo que los une.

Sigue sacando las sonrisas de mis labios.
Sigue abriendo mi mente
Sigue expresando lo q sientes

Doy lo que tengo y un poquito más por acercarme a tí.

Post a Comment

Links to this post

Create a Link