« Home | Oleo sobre pescados vestidos » | Dakota » | Pesadillas gratuitas » | Somebody » | Voyeur » | Palabras que no llegaron tarde » | Right Where It Belongs » | Dizzy » | Todas las mentiras de las que me acuerdo » | Subway »

Naturaleza (y todo lo demas) muerta


No soy de los que odian.
Cuando niño fueron tantas las veces que me prometieron cosas que no tuve que a estas alturas me es imposible sentir rencor. Estoy acostumbrado a no salirme con la mía desde entonces. No hay mayores caprichos en mi vida ni suficientes promesas sin cumplir. No espero nada del mundo porque sé que si llego a obtenerlo inevitablemente terminarán por quitármelo.
Gran parte del tiempo estoy más triste de lo que aparento, pero no encuentro la manera de decirlo sin involucrarme en una exposición de las cosas que prefiero mantener ocultas para no agitar la marea más de lo que ya está.
Esas son las noches cuando me quedo en silencio o mis huidas repentinas al sol un domingo por la mañana. Escapes desesperados para no dejar aflorar la rabia. Esas son las cosas que he aprendido con el tiempo. Siempre soy yo el que pierde y ese, como todos los hábitos, es uno con el que se aprende a vivir con la esperanza de que suceda algo más trágico que me ayude a guardar lo que de verdad me importa en el mismo cajón donde tengo años acumulando desilusiones.
Ni siquiera tengo el valor de hablarlo. No quiero erosionar la frágil línea que separa lo privado de lo público. Pero siempre encuentro eufemismos dispersos, pistas para que las lea la persona interesada y haga lo que siempre hace con ellas: borrarlas con intentos poco sutiles de disculparse sin dejar ver su debilidad ni hacer mella en su orgullo.
Tengo años difuso entre las cosas que estoy dispuesto a hacer y las que se consideran incorrectas. Tengo años dibujando manos cogidas bajo la lluvia y besos húmedos al caer la tarde. A veces los logro y sonrío y me olvido. A veces, simplemente, no es eso lo que pasa.
¿Cómo digo lo que quiero decir sin herir a nadie?
¿Es acaso posible?
Lo que más duele de estar decepcionado es que hay sentimientos más fuertes que es preferible mantener resguardados ante la mínima posibilidad de perderlos del todo. Toda mi vida consiste en eso. En pedir más tiempo, en cuidar que no se viole ninguna clausula del contrato, en hacerme la vista gorda ante las heridas a las que no siempre se les da importancia y esperar tener la suerte de obtener otra prórroga.
No es quedarme solo lo que me asusta.

Es perder lo único que me importa perder entre demasiadas cosas que pierdo constantemente.
Por ese camino estrecho desfilaron mi dignidad, mis amigos, un buen trabajo, los aplausos, el dinero, la capacidad de hilvanar ideas con palabras, la vergüenza, el frío, el título que colgaría en la sala, el talento, el sueño de comenzar de cero en otro país, los ojos vendados, las esposas de felpa, las habitaciones de hotel, el respeto, la comida caliente, mis discos compactos, mi ropa de invierno y la muerte.
Por eso quiero conservar lo único que me queda.
Aunque tenga que tragarme la indignación y manejar mi decepción con lo mismo que se traga lo que nunca se ha tenido sin molestar a nadie más.
Gracias a Dios y a quien sea por el silencio.
Ese generador de tiempo extra que mantiene en su sitio el contenido de la botella que tarde o temprano, como la vida y tu primer beso, terminará por escaparse de tus manos.
Prefiero que sea de esta manera.
Ya se verá.

no words...

el silencio es una de esas magias reales q pasan al lado nuestro y nos ayudan a que las cosas negativa solo pasen, nos ayuda a centrarnos, a ordenar las ideas que estan desordenadas, a tomar desiciones, el silencio solo habla a la persona que de verdad lo escucha... no se que te pasa pero se que esta vez tmb seras acertado, las promesas no existen... por fa deja de echarte tierra porq eres demasiado especial, centrate en esa burbuja de silencio que te habla... aqui estamos todos los que te quieren, gracias por escribir para mi... t quiero! besos!

"...Porque lo único que necesito para reventar al mundo es comenzar a hacerlo.
No pares.
Nunca pares.
Aunque incluso el número cero necesite mirar atrás un segundo antes de seguir adelante..."

G.

Si la sal pierde el sabor no sirve de nada.
Él nos dijo: Ustedes son la sal de la tierra.
¿Qué predicas? ¿Qué aportas?
¿Recuerdas a Marshall Mcluhan?
“No hay pasajeros en este barco;
todos somos tripulantes”, dijo.
¿Cuántas veces te han dicho que Cristo te ama más que a sí mismo?
¿Que cómo sé que te ama?
Lo sé y punto.
Cuídate. Nos vemos en nuestras letras.

No pude evitar impresionarme con cada línea que leía.. Escribiste, justamente lo que siento..
Lo que me está sucediendo,
Lo que estoy pensando...

Saludos Gabriel.

como que te estas muriendote, el silencio a veces parte del orgullo y el miedo no dejes q ninguno de los dos te joda la vida pues solo se genera mas frustracion es peor perder por callar q por hablar de ahi se acumula tanta desilucion.
el echo de compartir los sentimientos con los demas es atemorizante exponerse a los ojos de extraños con el alma desnuda te vuelves una vulnerable hormiga q cree q en cualquier minuto sera aplastada o como yo digo me frustra q mi blog paresca mi diario en vez de escribir algo mas interesante para los q me leen (no se porq pero lo hacen) te entiendo pero es necesario desahogarse tratando de q tus palabras no maten a nadie mas.
saludos se te quiere mucho en el corazon de una rosa azul q esta a punto de dejar de comentar y leerte en silencio porq empiezo a creer q no lees mis comentarios y pierdo el tiempo antes q me mandes al diablo yo me ire.
pd: sube tu animo no quiero q termines cortandote las venas con una paleta de helado efe... perder a kurt fue suficiente

despues de leerlo... releerlo... sentirlo... y pensar que tu y yo estamos en los mismos zapatos.... siento la necesidad de preguntarte ahora.... Puedo poner este post textualmente en mi blog (haciendo referencia a que sale de tu pluma)... de verdad me identifique mucho con el...

NO me gusta el silencio, me huele a soledad y estoy casi muerto de tanta soledad. Increíble letra por letra. Saludos, seguiré pasando por aquí

El silencio es uno de esos vicios solitarios que no podemos evitar tener, tan apestoso e imposible de dejar a un lado...silencio solitario de ese que ahoga las palabras, muchas veces mejor que una verborrea q no llevara a nada...es asi

Lee y despues no hagas mas nada...interpretamos tu silencio!!! Es como dice aquel cantautor "Acompañame a estar solo", pero eso es si tu y solo tu lo quieres. Ve a tu lado y encontraras miles de personas q te aprecian, que te quieren y q te admiran, nutre tu corazon de cada uno de ellos. Se te aprecia!!! J3@n

Gracias, hermoso y doloroso, así me siento también en este momento. Y aderezado con la canción de Stereophonics, más dolor aún... Estamos solos y sólo el silencio nos acompaña...

Esto lo leí el mismo día que lo publicaste y no sé por qué estoy seguro de haber escrito un comentario :S aunque recientemente no estoy seguro de absolutamente nada... No recuerdo lo que "creo haber escrito" pero leerlo con Emily Haines de fondo es otro mundo... de verdad!! Hasta me pareció cómo si hubiese sido la primera vez... Hay muchas cosas que me calzan, sobre todo lo de perder y perder...

Fuck the whole world!

bueh.. sin palabras....

Sabes qué es muy muy arrecho?... Cuando te leo con esa musica de fondo..
Esa cancion es muy buena, Y lo fue mucho más al perderme entre ella y la lectura.

Pero sabes que es más gande todavia? La Nota (porque no encuentro otro término) que agarro cada vez que te leo, la sensacion de paz, de leer cosas que quizas no escrbiré jamas. Pero saber que alguien tiene el talento y la capacidad de escribirlas me da... Fuerzas?.. Esperanzas?... No lo se! Pero de nuevo te digo,(y sin cansarme) leerte Gabriel, es: Mágico!
Tan mágico como el silencio y como los amaneceres... Como la lluvia, como las manitos de los bebes cuando se aferran a la tuya... Mágico como cada letra que pusiste allí.

Besos! Quien te admira (una vez más) YO.

Andreita V!!

Post a Comment

Links to this post

Create a Link