« Home | Vulgar Display Of Weakness » | Sin titulo (nada lo tiene) » | Fantasmas en VHS » | Pretty (Before Ugly) » | Crowd Surf Off A Cliff » | i hAte them all. » | Naturaleza (y todo lo demas) muerta » | Oleo sobre pescados vestidos » | Dakota » | Pesadillas gratuitas »

Fiebre


A esta hora de la noche vuelvo a tener esa manía metafísica de creer que algo pasará sólo porque he orado lo suficiente. Al menos eso creo cada vez que cierro los ojos y le pido a lo que sea respuestas, soluciones, fórmulas mágicas, señales y milagros.
Hoy llegue al punto de volver al limbo de los desahuciados. ¿Está bien la sucesión de eventos que me ha traído hasta este momento? ¿Está bien pensar en todo lo que estoy pensando? ¿Podré salvarme de calcinarme en el infierno, una vez más? ¿Acaso ya estoy allí y no lo sé?
Me he portado mal durante 914.544.000 segundos. Soy un pecador y estoy pagando por eso. Pero a diferencia de la absurda utopía negligente de quienes vigilan sus dósis de esperanza con cuentagotas, yo estoy seguro de haber perdido la mía para siempre.
Esclavo de la incertidumbre, atrapado en tradiciones de querubines rechonchos que me llevarán a rastras a donde corresponda, escribo esta carta sin destinatario a las voces que no necesitan escuchar mi confesión, porque lo han presenciado todo, si es que acaso las voces pueden ver además de atormentar.
Estoy desesperado como un pez fuera del agua. El piso ya no es tan sólido como cabría esperar que fuera. Se mueve a cada paso y parece voltearse por completo cuando me muevo en cualquier dirección, aunque tristemente eso no ayuda de mucho cuando estás desorientado.
Entonces hay una generación penitente esperando palabras de aliento que nadie puede darle. Lástima por todos nosotros, porque nos quedaremos esperando. Es poco lo que podemos hacer. La cara se nos deforma con promesas sin cumplir y la vida pasa como los canales de la TV, sin coherencia temporal ni espasmos felices.
Como a todas las cosas llegué tarde incluso a mi fecha de muerte. Está el dinero que escacea y el amor que me abandona y la paz del espíritu que no se dibuja tan bien como uno podría desear cuando creía tener el mapa del cielo y al Altísimo cogido por los cojones. De nuevo me ha jugado sucio jugando limpio y todos los atajos me han llegado a lo inevitable.
Estamos solos y condenados a perder. Estamos retorciéndonos en una fiebre invisible que drenamos en palabras que unos pocos leen y otros muchos desdeñan sin más.
Soy un eterno adolescente, embutido en mis reflexiones, a destiempo, sobreviviendo al anacronismo para pedir una prórroga que no recibiré porque nadie puede dármela. Es posible quedar ciego y estar cabreado y quedar mudo o paralítico o arruinado y olvidado y nos enseñan a soportar el devenir con las botas puestas.
Ni siquiera le estoy poniendo empeño a la descripción narrativa de mi desgracia. No voy a revisar este texto pobre una y otra vez para decir de mejor manera lo que se diga, porque como se diga, es igual de desagrable.
Tengo miedo al Jaque Mate y ese miedo me ha llevado a ponerme en una posición de desventaja con Él.
Sin embargo, no creo que alguna vez haya estado en otra posición.
Que no te engañe nada de lo que he dicho o has visto. Nuestra relación vertical está hecha a su medida y hoy no será el día que hagamos las paces. Muy al contrario, estoy cavilando si rompo los vínculos para siempre, pero entonces queda el gusanito de saber si a última hora el final revelador de este capítulo de mi miserable vida devengará aplausos en vez de otra cosa.
Soy responsable de decir las cosas que nadie quiere escuchar por esa absurda manía de no saber ser prudente ni sincero ni inteligente ni exitoso ni nada de eso. Soy responsable de dejar que las cosas se me vayan de las manos para luego huir asustado a los brazos que amenazan con dejarme definitivamente vacío, como las cuencas de los ojos del cadaver de un cuervo. Y tú sigues viniendo a ver mi desdicha, comiendo palomitas de maiz de microondas, esperando a ver si me caigo y puedes captar el momento preciso en que me rompo en mil pedazos al estrellarme con un futuro que no es tan hermoso que pensé.
Fui paranóico y me volví loco cuando Él me mostró un camino. Y yo lo seguí, te juro que lo hice, pero no fue suficiente, porque nunca es suficiente y me devolvió a este orificio tropical a conseguir glorias que ya no sirven de nada porque ya ni siquiera son mías.
Y a mis amigos no les contesto las llamadas y a mi chica no le hablo de lo que debería hablarle y a mi madre la condeno al silencio y al misterio y poco a poco me voy quedando en este mundo sin metáforas al que llamo existencia, a ver si alguien me escucha y me entiende y puede evitar desde su barrera de cristal caer en los mismos errores que yo.
Maldita sea, estoy cabreado porque no sé cómo estar triste sin sentirme feliz por ser un cliché pasado de moda.
Todos, los pocos que persiguen sabiduría aquí, están volcando sus esperanzas en un dantesco universo de palabras pretenciosas. No hay un círculo literario que me acepte, ni una camada de intensos que me quieran entre sus filas, ni músicos de rock que me perdonan no saber interpretar bien ninguna canción. Como una hoja verde que sobrevive al otoño, no tengo un espacio ni cuento que contar ni el más mínimo mérito para obtener tu respeto.
Soy execrable, extirpable, frágil e inofensivo. De los que nunca dejarán nada para la posteridad, de los que nunca dejarán huella, de los que malgastaron su oportunidad, y como alguien me dijo alguna vez, de aquí en adelante, lo que queda es esperar el impacto de la caída.
Y así se han perdido talentos de verdad, en el sistema que los devora en lugar de adoptarlos y alimentarlos. En los comerciales de Movistar, en la gente que te da la espalda, en la mujer de tu vida que ya no está muy segura de serlo.
Nunca pude haber escrito esto en otro lado. Lo hago aquí porque sé que quienes lo leen esperan el descarnado y postrero cartucho de un payaso acabado. Pero es cruel de su parte no entender que necesito ayuda y que eso es lo que pido, como también sé que es tremenda estupidez saber que cuando me la ofrezcan no la voy a aceptar, porque el orgullo me lo impide y esa jodida manía de aferrarme a un malditismo anacrónico y nada original con el que se burlan de mí los que sí han capitalizado su talento para hablar porquería coherente y políticamente correcta por unos cuantos miles de dólares al mes.
Coño, pana. Este post y todo este blog donde estás metido quién sabe por qué intríngulis incomprensible no tiene sentido ni vale la pena ni tiene las respuestas que buscas.
Si acaso, y esto siendo benevolente conmigo, puede parecerse un poco a lo que piensas.
Pero hasta el perro más infeliz se cansa de perseguir su cola tanto tiempo sin llegar a nada.
Este espiral de gratuidad, este teatro inverosímil para quienes opinan que vivo feliz revolcándome en dinero y fama y fortuna, nunca será dicho de otra forma porque nunca encontrará la vía a un libro donde puedas tener la polaroid de mi infortunio en versión portátil.
Este pequeño secreto cogerá polvo (si es que las letras de un ordenador cogen polvo) y pasará por tu vida y lo desdeñarás cuando crezcas porque no quieres ser como el imbécil que soy.
No, no quieres, no quieres, no quieres, no quieres esperar la llamada que te diga que has logrado tus sueños, porque toda la idea es que nunca los alcances.
Preso. Preso y con fiebre. Buscando el valor para salir de casa y arrojarme a un carro en movimento y resurgir como vampiro en el paraíso de una noche eterna.
Inmortales son los que jamás se arriesgan a intentarlo.
A ellos sí les va bien.
Él no se olvida de ellos como se ha olvidado de mí (y de ti, si eres de los que asiente inconscientemente con cada frase cliché de estas).
Él no va a quitarnos esta fiebre.
Sólo podemos empeorarla.
Esas hojas de papel a las que les prendiste fuego de niño.
De eso estamos hablando.
De hacerlo mal, lo peor que se pueda, para sentirnos bien.
Esta es una generación que tiene política, socialités, showmans de radio y televisión, misses, intelectuales trasnochados con el cabello agarrado en una cola, gente, patética, vulgar, obsesionada con ser alguien.
Esta es la carta, la revelación, mi pequeño y exiguo aporte a tu mundo.
Donde te digo que "alguien", al menos ese que sueñas, nunca vas a ser.

Y cuando algún día comprendamos eso, allí sí, sin ninguna duda te digo que seremos invencibles.

esta buenismo me gusta como redactas

donde esta el jodido anarkista virtual que queria meterle dinamita por el orto al universo completo? joder.
la autocompación es simple autodestrucción
"él nunka se olvida de los miserables"

"Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra....
"¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos;
cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.
En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.
Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala;
y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado."

Libro de Santiago... Saludos y no te vayas a matar aún

ehh.. O_O
sin palabras!

pd: todo stara bn! :)

Pasaba por aquí a devolverte la visita, quizás a decirte que dejé de leer urbe desde que te fuiste, pero, igual que casi siempre, me dejas sin palabras para decir lo que pienso después de leer tus posts. Te citaré, si me lo permites, porque sería lo que habría escrito en mi blog de no haber pasado por acá y ver que tú lo escribiste antes:
"El piso ya no es tan sólido como cabría esperar que fuera. Se mueve a cada paso y parece voltearse por completo cuando me muevo en cualquier dirección, aunque tristemente eso no ayuda de mucho cuando estás desorientado."

Saludos.

¿Y qué es mejor, G?
¿Qué nos queda?
Te das cuenta demasiado tarde de lo titánicas de tus aspiraciones, cuando ya llevas meses, años, arando en el mar, y, ¿qué coños te queda?
Hay que joderse cariño, no tan sólo porque no quede más remedio, sino porque en el fondo, cuando pasa la ira, la impotencia, los momentos de iluminación... Después de todo eso, uno lo disfruta.
Un abrazo, desde este lado,
M.

Las esperanza no deben morir...

Por alguna razón tus textos depresivos siempre estan absolutamente sincronizados con mis propias depresiones. Siempre te leo en el preciso momento en que más hundida estoy y al menos encuentro el consuelo de saber que no soy la única cayendo por ese foso sin fondo. Ademas de que sufro de un terrible bloqueo creativo y soy incapaz de expresar en palabras lo que siento, suscribo enteramente las tuyas, ya que dentro de todo y a pesar de tu propia negativa a "revisar el texto", aún tienes el don de expresarte!

Cada quien se siente como se quiere sentir...maldición es cierto a veces no queremos atender las llamadas de los amig@s, no hablarle a nuestra chica y sentirse el payaso en todo, ese maldito orgullo de necesitar y no querer la ayuda, pero siempre hay una esperanza my friend, hay algo positivo en lo negativo, sabes que si te matas...mataras a miles de personas también, olvida las penas y ponle stop a los problemas...se te aprecia ...J3@n !!!

Yo también tengo fiebre... Estoy casi seguro de que también necesito ayuda y seguro y medio de que la rechazaría -por orgullo- si me la ofrecieran...

Deja de ser tan egocentrico y piensa que detras de "tu sueño" hay miles de personas esperando leerte.. Quiza en este momento no te importe mucho, pero creeme que son las mejores compresas que existen.. Mas alla de las circunstancias esta nuestro deseo de romper esquemas Gabriel, aun sin importarnos el esfuerzo que tome el resto del mundo por hacernos perder nuestros sueños..

Cuantas veces te trasnochaste construyendolo???

No me jodas, mas que ver como espectador como ocurren las cosas ponte las botas y sal a guerrear con tu sueño.

De igual forma cuando todo esto pase, estoy segura de que lo valoraras mas.. (asi es la jodida vida, te pasan mil vainas para mostrarnos que la felicidad viene por pedacitos)

NOTA: cuando hablo de compresas me refiero a la fiebre...

Ojala te baje pronto!

un beso

coño men ,no habia tenido la oportunidad de visitar con calma tu spacio ,, no pense q estubieses pasando por estos declives personales, crees q todo acabo..?
no joda, desde q leia tus reportajes de urbe.. has sido una especie de, digamos q inspiracion ,, y no creas q , siempre uno se pregunta sera real ,, o es solo un buen trabajo de edicion para la venta... una persona con un perfil al cual uno se identifica , tal vez por coincidir con la condicion de
poseer unas metas, unas aspiraciones q aunque lejanas , puedan considerarse posibles de alcanzar..
es solo un tropezon ,, por lo q estas pasando ,, ya he estado alli ,, y aunque ni parecidas son las circuntancias ,(estamos en mundos distintos,,muy distintos )aprende a ver a tu alrededor y veras q lejos de haber perdido el tiempo has conseguido cosas q otros añoran, solo debes sacar fuerzas de donde no hay y continuar.. dios existe y si crees q no, la mente del ser humano es tan arrecha como para aferrarse ha un sentimiento llamado fe.
si las cosas fueran faciles murieramos de teinta porq ya habriamos alcanzado todos los exitos posibles,, jodete un poco mas ,, y veras q se puede..!

fuerza men,,!
p.d.
"habriamos" no se si existe pero el redactor eres tu ,no yo.

A ti lo que te hace falta es que te regañen!

me lo llevo, he estado muy ocupado y por ello debo guaradar las cosas buenas para despues, gracias por compartirlo

es fuerte lo sé.
pero no todos tenemos las oportunidades que TU tuvistes.
estudiste en el estranjero, publicaste en españa, editastes un periodico que leen todos los jovenes del pais por varios años. tus letras inspiraron a muxos a seguir luxando por lo que alguna vez quisieron. y te concidero en lo personal una de las fuguras claves, el la nueva vanguardia venezolana a nivel de escritura, ya estoy arto de el postmodernismo ochentoso, y la critica ladilla de los 90. se que el merito en estos casos importa una mierda. pero algunos como hace ya tiempo que comente: estamos "peor que Tu"
porque no nos conoce ni en nuestra kasa, porque no estudiamos literatura,porque no tenemos palanca porque no escribimos sobre autoayuda, politica o magos maricas, porque no somos nadie....
koño..lo que tu lograste lo lograte a punta coñasos, y partiendo tabiques a este puto destino. y ahora que estas tan serka de expandir tu orizontes literarios, te pones con esas pataletas autodestructivas, que conllevan a un bloqueo creativo?
na pana....de verdad te admiro. pero me gusta desir las cosas que nadie quiere oir. si no te olvidaste de lo que creias hace ya muxo tiempo, entonces ahorita le metes C4 a todo lo que alguna ves soñaste. duele. se que duele que te digan en las editoriales que tus escritos son una plasta de estircol, se que duele ver como todo tu vida se desmorana ante tus ojos, y uno que como un pez estupido dandoce contra tu mismo reflejo. pero no es para lanzar todo por una borda imaginaria, de un barco que se unde antes de sarpar.
yo entretanto, seguire en lo mio, luxando por ver realisada mis distopia malintensa. por ver un libro con mi apellido en las librerias. por que este mundo sea mas de nosotros y menos de ellos.
por lo q creo.
ahora bien....
Tu que vas a hacer?

Fui paranóico y me volví loco cuando Él me mostró un camino. Y yo lo seguí, te juro que lo hice, pero no fue suficiente, porque nunca es suficiente y me devolvió a este orificio tropical a conseguir glorias que ya no sirven de nada porque ya ni siquiera son mías.


estas palabras que copio son con las cuales me identifique, y sabes que, si a lo mejor andamos buscando glorias arrebatadas cuando las creemos nuestras, pero una pregunta: ya te diste cuenta del terreno que estas pisando, ahora, ¿tienes los cojones suficientemente bien puestos como para abordarlo y salir ganador en el? o te acobardaras como muñequita cada vez que recuerdes lo dificil que es???

saludos brother

Post a Comment

Links to this post

Create a Link